Rocky Mountain News

HomeSpecial ReportsImmigration: The Border Within

Identificaciones falsas 'tan fáciles de conseguir'

Los inmigrantes criminales usan documentos falsos para evadir el sistema judicial

Published June 12, 2006 at midnight

El Sargento Maestro Lance Wheat tiene en sus manos docenas de identificaciones falsas confiscadas por los patrulleros del estado en la carretera Interstatal 70 en el condado de Kit Carson. La mayoría eran de inmigrantes sospechosos de ser ilegales.

El Sargento Maestro Lance Wheat tiene en sus manos docenas de identificaciones falsas confiscadas por los patrulleros del estado en la carretera Interstatal 70 en el condado de Kit Carson. La mayoría eran de inmigrantes sospechosos de ser ilegales.

Read this article in English

GREELEY - Después de ser arrestado, encarcelado y deportado repetidamente por más de dos décadas, Juan Jiménez finalmente descubrió la forma de esquivar las leyes de inmigración.

Un sábado por la noche del pasado mes de Julio, la policía de Greeley arrestó a Jiménez quien tenía un paquete de cocaína crack.

El arresto, junto con su prontuario y problemas en la prisión federal, merecieron que las autoridades de inmigración le pusieran una orden de retención.

Pero el violento criminal de México se las ingenió para obtener una fianza pequeña de 3.000 dólares y salir libre.

¿Cómo lo hizo?

Jiménez de 51 años de edad, pasó como otra persona usando documentos fraudulentos, ilustrando uno de los muchos retos que las autoridades enfrentan cuando se encuentran con residentes nacidos en el extranjero.

"Este tipo es un mal hombre," dijo Rick Dill, jefe de la oficina de la Cárcel del Condado de Weld, donde Jiménez fue arrestado y liberado al día siguiente. "Es muy claro que este es el tipo de persona a quien se le deben dedicar muchos recursos para ubicarlo y sacarlo del país por la persecución que ha ocurrido."

Muchos inmigrantes indocumentados obtienen identificaciones falsas, como la tarjeta de residente extranjero, licencias de conducir, certificados de nacimiento y tarjetas de Seguro Social, primordialmente para conseguir trabajo.

Pero Jiménez y otros inmigrantes ilegales que tienen un historial criminal usan sus documentos falsos para evadir el sistema judicial y eludir las autoridades.

Los oficiales de inmigración dicen que los documentos falsos son fáciles de encontrar.

El vendedor de drogas Christian Galea, por ejemplo, ha dado a las autoridades 10 nombres distintos y cinco fechas de nacimiento diferentes, según muestran los documentos.

Este hondureño, quien ha sido arrestado por lo menos 10 veces, esta cumpliendo una sentecia de dos años en una prisión de Colorado por vender heroína a un detective clandestino.

Otro criminal habitual es José Andazola Sandoval, quien fue arrestado por primera vez en los Estados Unidos en 1977 al tratar de cruzar la frontera cerca de El Paso, Texas.

Un informe del FBI muestra que este mexicano ha usado 15 nombres, seis fechas de nacimiento y tres números de seguro social. El está cumpliendo una sentencia a la prisión por cinco años por una convicción de drogas en el 2003.

Usar identificaciones falsas o aliases no está limitado a los inmigrantes indocumentados, pero su estado ilegal lo fomenta, dijo Joe Morales, director ejecutivo del Departamento de Seguridad Pública de Colorado.

"Yo no sé los porcentajes pero yo diría que probablemente es un número alto, o un número substancial, adquieren documentación ilegal para poder de alguna manera funcionar aquí en los Estados Unidos," dijo Morales.

"Además, es tan prevalente y son tan fáciles de conseguir. Hay lugares en Denver donde ellos pueden comprar esto."

Creación de una carpeta

Los agentes federales dicen que los inmigrantes ilegales quienes buscan papeles falsos fijan su mirada primero a lo que le llaman un documento base. Es una forma de identificación fraudulenta, tal como un acta de nacimiento falsa que puede ser explotada para acumular documentos legítimos, tales como una licencia de conducir válida de Colorado.

"Ellos quieren obtener ese documento base," dijo Jeff Copp, agente especial a cargo de investigaciones de la oficina del ICE en Denver. "Luego ellos pueden ir y crear una carpeta de documentos que son legítimos o que parecen legítimos."

De venta en los mercados de remate, lavanderías, parques y esquinas callejeras, los documentos fraudulentos pueden costar tan poco como 30 dólares, aun cuando 300 dólares paga por una identificación mucho más convincente.

"Con la tecnología que tenemos ahora, ya que es tan sofisticada y avanzada, ellos pueden virtualmente falsificar casi cualquier cosa, y si lo hacen," dijo Lon Garner, agente especial a cargo del Servicio Secreto de Denver.

En Los Angeles, la policía ha descubierto fábricas de documentos que enlaminan cualquier licencia de conducir de los Estados Unidos, dijo el Teniente Mathew St. Pierre, quien encabeza la Unidad de Documentos Falsos del departamento de policía de L.A.

"Dependiendo del nivel de sofistificación de lo que usted va a hacer, usted puede crear una fábrica por 600 dólares y hacer un viaje a 'Staples'," dijo él.

El problema de la falsificación llegó muy cerca de casa el año pasado cuando los agentes federales allanaron un apartamento de Aurora e incautaron varios cientos de documentos fraudulentos y el equipo para hacerlos.

Una revisión de la bodega mostró 21 juegos de serigrafía, modelos para imprimir y negativos que producían cantidades en masa de documentos falsos con sellos de seguridad y hologramas.

"Estos tipos son los que queremos seguir," dijo Copp. "Ellos te hacen una carpeta completa."

El caso de Aurora es parte de una investigación continua y de varios niveles de una red internacional grande que se ha infiltrado en el área de Denver.

En ese momento, ICE la llamó "una de las redes mas grandes y mas sofisticadas de fraude documentario jamás encontrada."

"Esta s una franquicia como lo es McDonalds, por favor," dijo Carl Rusnok, un vocero de ICE. "Nosotros hacemos mella en sus operaciones, pero exactamente no están muertas."

En Denver, los documentos falsos se vendian en una lavandería que opera con monedas en la Avenida 30 Oeste y la calle Zuni y un mercado de rebate cerca de la Avenida 8 Oeste y la calle Federal, de acuerdo con los documentos de la corte. Los empleados de los dos negocios dijeron al Rocky Mountain News que ellos nunca habían oído hablar de ese programa.

Compra en la Frontera

No todos los inmigrantes ilegales esperan para conseguir sus documentos falsos en los Estados Unidos.

Jorge Villa-Gutiérrez, de 25 años de edad, está en la prisión por violar en grupo a una mujer de 18 años de edad en el Condado de Douglas en Julio del 2003, dijo que pagó 100 dólares en Juarez por una identificación falsa con el número de Seguro Social.

Pero Villa-Gutiérrez probablemente es una de las minorías.

La mayoría de inmigrantes ilegales buscan documentos falsos después de pisar el suelo americano, dijo Paul Maldonado, agente asistente especial a cargo de la Oficina del ICE en Denver.

"Hay cierto grado de riesgo pasar la frontera con documentos falsos," dijo él. "Administrativamente, nosotros podemos imponer cargos adicionales no simplemente por cruzar la frontera de los Estados Unidos sin inspección, sino por tener en su posesión documentos falsos cuando entran a los Estados Unidos."

Además de esto, los documentos falsos de fuera de los Estados Unidos son más fáciles de detectar como falsos, dijo Maldonado.

Aquellos quienes son capturados con falsedad de primera plana — en la frontera o dentro del país — enfrentarán una investigación extensa, dijo él.

"Este individuo va a ser estudiado e investigado mucho mas profundamente que el individuo con un documento falso de 30 dólares," dijo él.

Pero con los avances tecnológicos de hoy en día, la lucha contra el fraude puede ser desalentadora," dijo Garner.

Cuando él trabajaba como oficial de la policía de Denver, la identificación falsa era fácil de detectar.

No ahora.

"La mayoría de los oficiales de la policía que hacen paros de tráfico diariamente, rutinariamente, no reconocen algo falso cuando lo ven," dijo Garner.

"Tan pronto como usted pone un seguro en efectividad, el criminal cibernético ya lo ha abatido, y se comienza de nuevo el juego."

Los legisladores de Colorado están tratando de reducir el problema. Una ley aprobada este año castigará a los falsificadores con una multa de 50.000 dólares.

En busca de soluciones

St. Pierre dijo que una identificación nacional ayudaría la lucha contra el fraude. El reconoce que un sistema nacional de huellas dactilares sería muy costoso y encontraría resistencia por parte de los libertarios civiles, pero dijo que valdría la pena.

"Si usted está en California y presenta su identificación de la Florida, no hay forma en que yo la verifique como una identificación válida," dijo él. A menos que, yo le saque las huellas y las pase por el sistema de California y el sistema federal, no hay forma en que yo pueda identificarlo a usted, y yo no puedo hacer eso a menos que lo esté deteniendo con cargos válidos."

El año pasado, la policía de Greeley arresto a Juan Jiménez con un cargo válido — posesión de mas de dos gramos de cocaína crack — y aun así, él logró deslizarse por la red de inmigración.

Jiménez, quien fue atrapado tratando de pasar la frontera por primera vez en 1980 ha sido convicto de cantidades de asaltos agravados desde entonces, incluyendo a un menor.

Cuando fue confrontado por el oficial Roy Smith en las afueras de un lavadero de carros, Jiménez dijo que era Ernesto Villezcas de Chihuahua, México. El tenía una identificación mexicana con ese nombre, y una investigación computarizada no mostró un récord criminal con ese nombre en Colorado.

Mas tarde, Smith revisó la cartera de Jiménez y encontró una tarjeta de residente extranjero con el nombre de Juan Jiménez-Baeza. El tenía también una tarjeta del Seguro Social que lo identificaba como John Jiménez.

"El oficial Smith le preguntó al hombre cuál era su nombre verdadero y el hombre dijo que era Ernesto Villezcas, y que él solamente usa la identificación de Jiménez para buscar trabajo, ya que está en el país ilegalmente," de acuerdo con la declaración de la orden de arresto.

Juan Jiménez quien ha cumplido condenas en dos prisiones federales, tiene características identificables: le faltan los dos dedos medios de la mano izquierda.

A pesar de sus tres distintas identificaciones, Jiménez fue fichado y llevado a la cárcel como Ernesto Villezcas, de quien su única infracción conocida es la de ser uno de los 225.000 a 275.000 inmigrantes ilegales que viven en Colorado.

El día siguiente, fue puesto en libertad con una fianza de 3.000 dólares.

"Si el hubiera dado el nombre de Juan Jiménez, con mas seguridad la fianza hubiera sido mas grande, dada la historia criminal que está asociada con ese nombre," dijo Thea Mustari, vocero de la oficina del fiscal del condado de Weld.

Y la posibilidad era que él podía haber sido inelegible para obtener una fianza si inmigración hubiera sido llamada acerca del arresto y hubiera puesto una demanda. Pero él no dio su nombre verdadero.

Dill, el jefe de oficina de la Cárcel del Condado de Weld, dijo que se comunica inmediatamente a ICE cuando un detenido declara que es un inmigrante ilegal.

"En este caso, parece que (Jiménez) no fue recogido (por ICE) por que tenía un historial limpio cuando paso por las oficinas," dijo él.

Los investigadores hicieron la conexión más tarde, pero para ese entonces, Jiménez se había perdido en la oscuridad.

Back to Top

Search »